COACHING para AUTOMOTIVACIÓN Y MOTIVACIÓN de EQUIPOS

Tu “runrún”

Este mes de mayo, tal y como está planificado, vamos a ver una nueva distinción. Rememorando a Alejandro Sanz “no es lo mismo”.

La RAE me confunde un poco, ya que recoge en la definición de su palabra sufrimiento el término dolor:

Dolor. 1. Sensación molesta y aflictiva de una parte del cuerpo por causa interior o exterior. 2. Sentimiento de pena y congoja

Sufrimiento. 1. Padecimiento, dolor, pena 2. Paciencia, conformidad, tolerancia con que se sufre algo

Normalmente asociamos el dolor a temas más de tipo físico. Yo por ejemplo tras más de 4 meses desde mí caída todavía tengo esa palabrita en mente, y lo que es peor en cuerpo     : (    Pero también manifestamos la expresión “me da dolor de corazón” y no precisamente nos referimos a que estamos a punto de sufrir un ataque cardíaco.

El dolor nos avisa de que hay algo que no funciona bien, nos pone alerta. Cuando las cosas se tuercen nos producen dolor pero es conveniente que no nos instalemos en él y que se transforme en sufrimiento.

Pero, ¿Conoces a alguna persona más o menos cercana, tan próxima que puedes ser tu mismo que diga frases como “Ay Dios mío, han pasado 10 minutos y ya tendría que haber llegado. Seguro que le ha pasado algo malo”, “Seguro que estoy el primero en la lista para los despidos, es que siempre tengo muy mala suerte”, “Nunca la competencia va a perder clientes”? … (Puedes completar a tu gusto otros comentarios al uso).

Hace tiempo leí una historia Zen que es apropiada para este tema que nos ocupa y que paso a novelar:

Tu runrún

Erase una vez un muchacho que había viajado por todo el mundo para conocer a los mejores maestros Zen. De ellos había aprendido mucho, pero creía que le quedaba todavía algo por aprender. Por ello se dirigió a un templo en lo alto de las montañas. Al llegar de dijo: “Gran Maestro, enséñame lo que me falta”.

“Querido Chan. Me será muy grato, pero antes tomemos una taza de té”. El Maestro colocó unas bonitas tazas y comenzó a servirle la bebida. La tetera comenzó a verter el líquido hasta que esté cayó derramado a la mesa y luego al suelo.

“Maestro, ¿no ve que la taza ya está llena? A lo que le respondió   “Hasta que no seas capaz de vaciar tu taza, no podrás poner más te en el recipiente”.

Nuestra mente genera un diálogo que proviene de nuestros juicios, lo que debería haber pasado o debería suceder a futuro en el que perdemos el protagonismo dejando el poder en los demás o en las circunstancias. Por ello nada puede cambiar pues está fuera de mí y hay que esperar sentados a que las cosas cambien.

El sufridor siempre está con el “runrún” en la cabeza. Los mensajes que se dice, referentes al pasado, presente o futuro son mortales. Nos ocupan la mente sin darnos la oportunidad a la aceptación y por supuesto al cambio. Nos recreamos en ese diálogo interno que está lleno de mensajes negativos, de reproches y rencor. El cuerpo se resiente de este ataque al que le sometemos.

La protagonista del cuento El Gran Secreto de Lola abre los ojos a los lectores de que no importa estar triste o llorar, de ti depende el tiempo en que quieras estar así.

Y ahora motiv A R T E

Y tú ¿Cuánto tiempo te instalas en el “modo sufrimiento”?

¿Para qué lo haces?

¿Qué te está aportando el mantenerte en él?

¿Qué vas a hacer diferente cuando percibas que estas sufriendo?

 

Lola pie de blog motivARTE

Vídeo El Gran Secreto de Lola

¿Te apetece ver un video sobre “píldoras de coaching”?

Twitter

Foto: Concha Zancada

Coaching Ejecutivo, Sistémico y de Equipos – Certificada en Metodología CORAOPS

Socia Colaboradora PLACED (Plataforma Coaching Educativo)

Anuncios

Comentarios en: "Tu “runrún”" (4)

  1. José Carlos Mena dijo:

    Hay mucha negatividad en nuestro entorno… se espera lo malo.. se piensa en negativo y eso nos lastra. Gran post Concha. Un abrazo

    Me gusta

    • Hola José Carlos.
      En ocasiones somos nosotros mismos los que estamos con ese “runrún” a cuestas siendo nuestros peores enemigos.
      Gracias por tu participación !!!

      Me gusta

  2. rarezas dijo:

    Que tal Concha
    Pues media humanidad se pasa la vida esperando lo peor!! ..yo creo que el secreto (no de Lola en este caso) consiste en estar preparado por si hay que enfrentarse a lo malo pero visualizar que va a pasar lo mejor… y ahí está lo difícil!!
    Gracias como siempre por tus post!!

    Me gusta

Responder a rarezas Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: