COACHING para AUTOMOTIVACIÓN Y MOTIVACIÓN de EQUIPOS

Cuando se lleva mucho tiempo en el mercado laboral te has podido encontrar con multitud de tipos de jefes. Algunos de ellos no dejan huella, son aquellos que “ni frío ni calor”. Otros en cambio te han marcado para siempre. Recordarás lo que aprendiste y pudiste poner en práctica o aquello que te espantaba y que no quieres replicar.

Recuerdo un chiste que hablaba de los diferentes tipos de jefes en función del número de horas que estaban en la oficina. Los que se pasaban todo el día sin salir “INCA-ndotela”. Los “MAYA-mao alguien” que entran a primera hora, se van al rato y regresan 30 minutos antes del cierre y te hacen siempre esa pregunta. Los “AZTECA-rgo de esto o de lo otro”, entran y salen del puesto de trabajo y por último éstos del norte del continente americano, los “ALAPAHOES” que están toda la semana fuera y llegan el viernes poniendo reunión a las 5 ala-pa-joé”.

Pues hace unos años leí un informe de una encuesta anónima realizada a empleados sobre sus directivos y mandos intermedios y no sé si el resultado variaría mucho si se volviera a hacer. Los jefes suspendían sobre todo en 6 aspectos: El reconocimiento. La gestión de las emociones propias y del equipo.  Trato y orientación al colaborador. Las reuniones. Dirección-seguimiento del equipo y Optimismo, valores y entusiasmo.

En este lado del charco

Así que vamos a hacer un recorrido, esta vez sin cruzar “el charco”. Los puedes encontrar en todas las organizaciones y no tienen que estar en estado puro, los hay mezclados y cuanta más cantidad de ingredientes encuentres más explosiva será la mezcla:

EL CRITICON”. Es aquel que critica más que felicita. Sus colaboradores ya están acostumbrados a que las broncas se las digan en público. El reconocimiento brilla por su ausencia.

EL “SI NO FUERA POR MI”.  No reconoce jamás sus errores o limitaciones, ni por supuesto tolera las equivocaciones de los miembros de su equipo. Lo arregla todo a voz en grito. Gestiona bajo presión y amenazas y según tenga el día. Le encanta apuntarse las medallas y no se ruboriza por ello.

EL REBUZNION”. Aquellos que llegan tarde a las reuniones que ellos mismos han convocado y no tienen una agenda de los temas a tratar, ni se realizan de forma periódica. Se reúnen por que parece ser que es lo que hay que hacer, sin ningún ánimo de que éstas sean productivas. Incluso se producen a última hora o fuera de los horarios establecidos.

EL “PEDIGUEÑO”.  Aquellos que te solicitan por ejemplo informes o estadísticas y te das cuenta que si no lo presentas no pasa nada, piden por pedir y tenerte ocupado. No les gusta que sus colaboradores vayan a cursos y les encanta que estén presentes. Cuantos más empleados bajo su paraguas mejor.

EL ALLÍ TE LAS DEN TODAS”.  Son aquellos que más que delegar “encasquetan” y dejan inciertas las prioridades cuando se producen acumulación de tareas y objetivos. No les dedican tiempo a sus colaboradores para que las acciones sean claras y evitar así  posibles incidencias. Los equipos perciben los objetivos como “venderles la moto”.

EL DE “MI CHIRINGUITO”. Los del divide y vencerás. No hacen equipo ni transmiten los mensajes y cultura de la compañía. Sólo ven lo negativo y es lo que transmiten a su equipo y por supuesto siempre critican a otras áreas de la empresa.

¿Se te ha venido a la cabeza algún nombre según has ido leyendo?

Pues conociendo que facetas se deberían mejorar se podrá conseguir mayor motivación de los equipos.

Te lanzo las siguientes preguntas para que hagas examen de conciencia”, tanto si tienes un equipo o formas parte de él.

Y hablando de confesiones, te dejo un enlace a “Los 10 mandamientos de la desmotivación” http://wp.me/pYW67-h

Y ahora motiv A R T E

¿Cómo es la gestión del reconocimiento en el equipo?

¿Y de las emociones, tano  propias como la de los miembros?

¿Cómo es el trato y la orientación a los colaboradores?

¿Se lidera o sólo hay “ordeno y mando”?

¿Se tienen en cuenta los valores?

¿Se genera espíritu de equipo y se respira optimismo y entusiasmo?

Y entonces, de lo que no estás satisfecho  ¿Qué podrías hacer diferente?

PIE DE BLOG

El Blog motiv A R T E

Si quieres contactar conmigo

¿Te apetece ver un video sobre “píldoras de coaching”?

Twitter

 

Foto: Concha Zancada

Coaching Ejecutivo, Sistémico y de Equipos

Coach Asociada Certificada (CAC 117) por AECOP

Coach Certificada en Metodología CORAOPS

Anuncios

Comentarios en: "Jefes de este lado del “charco”" (5)

  1. HOLA¡¡¡¡

    Me ha hecho mucha gracias porque hay algunos que tienen todas las características propias del cargo .

    Yo conozco al Capitán . Se pasa todo el día diciendo que todos estamos en el mismo barco , que todos tenemos que remar en la misma dirección y que la única forma de llegar a puerto es con el esfuerzo de todos , y ….. efectivamente el esfuerzo es de todos, menos de el , que se pasa toda la travesía de aquí a allá sin hacer nada , pensando en su próxima genialidad .

    Bueno hasta la próxima no vaya a ser que me quede en tierra .

    Un beso Concha .

    • Hola Susana.

      Pues unimos al “indeciso” y al “paquistaní” al CAPITAN. : )

      Espero de todas formas que esa travesía acabe en un “buen puerto”.

      Muchas gracias por tus aportaciones llenas de humor y mucho trasfondo.

      Otro beso para ti

  2. David, en el grupo de LinkedIn “Orientación para el empleo” aporta

    Y paquistanis…… Estos Paquistán aquí?

  3. rarezas dijo:

    Hola concha… me ha gustado esta selección de jefes … y para casi todos hay una cara por ahí que concuerda con uno o con varios a la vez…He echado en falta el INDECISO … para el que tengo una cara en el recuerdo… que tarda tanto tiempo en tomar una decisión por no equivocarse que cuando la toma ya ha pasado la oportunidad. Bueno, pues nada… vamos a aguantar al jefe.
    Abrazos

    • Buenos días Rarezas.

      Pues si. También yo recuerdo uno que era el INDECISO y no se “mojaba” para nada. Le pasaba lo mismo y ralentizaba la toma de decisiones. Lo malo es que ocupa un puesto importante dentro de una organización que necesita actividad y éste es de los de “parálisis por el análisis” y necesitaría “Fortasec” si alguna vez se “tirara a la piscina”.

      Hay también otros estereotipos ¿Quién da más?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: