COACHING para AUTOMOTIVACIÓN Y MOTIVACIÓN de EQUIPOS

¿Esperando el brote verde?

¿Somos realmente honestos con nuestro entorno? ¿Nos comportamos con coherencia respecto a los mensajes que lanzamos? ¿Actuamos de acuerdo únicamente a nuestros propios intereses?

Pues cuenta una historia que unos años antes del comienzo de la construcción de la Gran Muralla China, sobre el 250 A.C., era obligatorio por ley que……

……. los príncipes estuvieran casados para llegar a ser emperadores.

Había un príncipe que convocó en la corte a todas las pretendientes que quisieran optar a casarse con él para cumplir con la legislación vigente.

¿Encontró esposa para poder llegar a ser emperador?

Entre las personas que trabajan en palacio había una anciana que se puso triste al escuchar la noticia ya que su hija estaba muy enamorada de él pero no tenía ninguna posibilidad de conquistarle.

Al  llegar a su casa le comentó que todas las muchachas más bellas y ricas de la corte estarían allí y que se olvidara de asistir, ya que estaba sin opciones.

Esta le replicó que no estaba loca, que estaría feliz simplemente por tener la oportunidad de estar algunos momentos junto al futuro emperador.

Por la noche la joven acudió al palacio, encontrándose allí con mujeres ataviadas con magníficos vestidos y joyas de las que ella nunca habría podido disponer.

Aquel pueblo valoraba mucho el cultivo, (ya fuera de costumbres, amistades, relaciones…), así que siguiendo ese estilo el príncipe anunció el siguiente desafío: “Daré a cada una de ustedes una semilla. Aquella que me traiga la flor más bella dentro de seis meses será escogida por mí como esposa y futura emperatriz de China

Pasados tres meses y a pesar de su paciencia y mimo con el que cuidaba a la semilla ésta continuaba sin brotar. Día tras día veía más lejos su sueño, pero su amor era más profundo.

Pasados los seis meses no tenía ninguna flor que ofrecerle, pero ella había puesto tanto esfuerzo y dedicación que decidió regresar a palacio en la fecha y hora acordadas sólo para estar cerca del príncipe por unos momentos.

En el palacio todas las otras pretendientes tenían una flor de las más variadas formas y colores. Ella estaba admirada. Nunca había visto una escena tan bella.

Finalmente llegó el momento esperado. El príncipe observó a cada una de las pretendientes con mucho cuidado y atención. Después de pasar por todas, una a una, anunció su resultado: “Aquella bella joven con su vaso vacío sería su futura esposa”.

Todos los presentes tuvieron las más inesperadas reacciones. Nadie entendía por qué él había escogido justamente a aquella que no había cultivado nada.

Entonces, con calma el príncipe explicó: “Esta fue la única que cultivó la flor que la hizo digna de convertirse en emperatriz: la flor de la honestidad. Todas las semillas que entregué eran estériles”

Y ahora motiv A R T E

¿Es la honestidad un valor olvidado en estos tiempos?

¿Somos honestos con nosotros mismos?

¿Los miembros de los equipos lo son entre sí?

PIE DE BLOG

El Blog motiv A R T E

Si quieres contactar conmigo

¿Te apetece ver un video sobre “píldoras de coaching”?

Twitter

 

Foto: MorgueFile

Coaching Ejecutivo, Sistémico y de Equipos

Coach Asociada Certificada (CAC 117) por AECOP

Coach Certificada en Metodología CORAOPS

 

 

Anuncios

Comentarios en: "¿Esperando el brote verde?" (12)

  1. Vaya memez quien habla de Honestidad? “… los príncipes estuvieran casados para llegar a ser emperadores.”
    ” Hay gente que sigue casada para conservar su estatus y van encima de modernos. Me da risa esta historia

  2. HOLA ¡¡

    Desgraciadamente creo que sí es un valor olvidado y mejor no hablar de los compañeros “honestos” que hay en algunos equipos

    En muchos trabajos la palabra clave es “llegar” sin poner condiciones de como ni a costa de que .
    En una ocasión me dijeron que con la honestidad no se come debe de ser ese el problema .
    ¡¡ Que pena que algunas personas hayan borrado de su “Menú del día la palabra honestidad

    Yo también recuerdo cuando era una niña de letras Alea iacta est

    ¡¡ Suerte Concha ¡¡

    Un beso muy fuerte

    Susana

    • Gracias Susana por aportarnos tu punto de vista.
      Es cierto que el tema de “llegar” ha estado siempre a la orden del día, más en unos sectores que en otros
      ….. ¿y si ponemos en los menús diarios un platito de honestidad? ¡Seguro que engordamos, pero de satisfacción!

  3. Me has hecho llorar, Cocha, que estoy muy sensible. Con tanta preparación para la vuelta al cole, tanto libro, diccionario, deberes, uniformes, cuotas… me paro a pensar y rezo para que al final de tantos obstáculos a mis hijos les quede esta enseñanza como la más importante: la honestidad.

  4. Es más dificil encontrar príncipes justos y listos (y seguro que guapos) que doncellas honestas y entregadas (y por supuesto que guapas). Si fuera la costumbre que los que tienen que juzgar y decidir lo hicieran de forma correcta ……. habría más vasos vacíos en la fila. A ver si de una vez tenemos lo primero que lo segundo vendrá solo.

  5. Interesante reflexión, muy oportuna en estos tiempos. La honestidad personal -hoy día- es un producto no solo escaso, sino también por el que hay que pagar un alto precio. ¿Estamos dispuestos a pagarlo, a renunciar a la proyección personal, al privilegio de estar arriba, aunque sea a costa de los demás?. La mayoría de la gente no aceptaría este planteamiento. En fin, “nihil novum sub solem”. Un cordial saludo.

    • Bienvenido Alfonso a motivARTE y gracias por tu participación y por las preguntas que planteas
      “Nada nuevo bajo el sol” (que recuerdos de cuando yo era una chica de letras !!)

      P.D. Alfonso tiene un blog de viajes. Por ejemplo, planeas 4 días en Berlín,….. pues todo lo puedes encontrar en “mi alfombra voladora” Me encanta el título !

  6. Desgraciadamente en los últimos tiempos, cuando la bonanza económica nos empujaba hacia delante, hemos terminado por creer que el fin justifica los medios aunque ello supusiera sacrificar la honestidad… Esta crisis puede que ahora nos haga comprender que no es así. Ojalá.

    • Buen nuevo lunes,
      Tanto en el mundo laboral como en el personal nos debemos plantear si realmente somos honestos con nuestros actos.
      Ojalá sea así
      Muchísimas gracias Charo por tu participación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: